Es el tipo de arcilla con la cocción más baja, es porosa y suele ser suave al tacto. Es el tipo de arcilla más común en la naturaleza y es la que sirve de materia prima para tejas, ladrillo y la mayoria de productos de la alfarería tradicional.

La temperatura de cocción de estas arcillas oscila entre 700ºC a los 1100ºC, se trata de arcillas muy porosas, de ahí que sea común esmaltarlas para su uso funcional o domestico.

En estado natural su color puede oscilar entre el rojo/marron, gris, amarillo o incluso verdoso. El color depende de las impurezas y minerales presentes en la arcilla, una vez cocida, puede cambiar su color, variando de rojo a marrón claro, incluso tonos grises y amarillos. Comunmente contienen un porcentaje significativo de impurezas, en función de estas impurezas la arcilla tendrá unas propiedades y coloración particulares.

Alfarería tradicional de barro rojo

Arcillas rojas

Las más comunes son las arcillas rojas, es la presencia de óxido de hierro, uno de los materiales más comunes en la tierra, que hace que tengan el color rojo terroso característico, a la vez, es el óxido de hierro el que hace que su temperatura de cocción es baja.

Es el tipo de arcilla usada en la alfarería tradicional, por su alta disponibilidad y baja temperatura de fusión. Hoy en día sigue siendo la más barata, sus propiedades son buenas pero por su coloración no permite desarrollar muchos colores en el esmaltado, de ahí que lo común sea dejarla sin esmalte o con esmaltes funcionales, normalmente transparentes que tapen los poros, pues tienen una alta porosidad y absorven agua aún cocidas.

Arcillas blancas o crema

Las arcillas de baja temperatura de colores claros, beige o blancas se encuentran en los productores y distribuidores de arcillas, en estado natural no son tan comunes como las rojas, su elaboración se ha impuesto sobre las arcillas terrosas por que permiten una más amplia variedad de esmaltes y coloraciones.

Barro negro

También existen en el mercado un grupo de arcillas negras de baja temperatura, en ellas, es la presencia de manganeso la que les otorga el color, en estas, tanto como en las blancas, se usan fundentes distintos al hierro para lograr un punto de fusión bajo.

Deja un comentario