Materia prima

Carbonato de cobre

Malaquita ( Cu2CO3(OH)2 )
El carbonato de cobre es usado para añadir cobre en los esmaltes, tiene aspecto de polvo verde de color muy característico y es insoluble al agua. Este compuesto se encuentra de forma natural en el mineral malaquita, como en la foto.

Como otros metales actúa como colorante de los esmaltes, a la vez lo hace también como fundente. Es el colorante cerámico más versátil y el más reactivo a la atmosfera de la cocción, da un amplio rango de colores en función de la composición del esmalte y la atmosfera de cocción.

Uso en esmaltes:

En esmaltes alcalinos y de bario aparecen turquesas, una gama de azules-verdes y hasta purpuras muy suaves.

En esmaltes ricos en magnesio aparecen naranjas, rosas y grises. En atmósferas reductoras es facil obtener superficies con reflejos metálicos, diferentes tonos rojos característicos del cobre, tonos purpuras, caobas y marrones, marrones cobrizos y negros.

Al igual que con otros colorantes la forma de carbonato tiene más volumen que la forma de óxido, por lo tanto, tiende a dispersarse mejor y dar resultados más uniformes. Durante la cocción, alrededor de los 800ºC se desprende dióxido de carbono.
Cabe tener en cuenta que la forma de carbonato de cobre contiene menos atomos de cobre por gramo que el oxido de cobre, por lo tanto, a igualdad de peso, los colores son menos intensos que la forma de oxido de cobre. Por lo demás, no hay excesiva diferencia en el uso de uno u el otro.
Cabe tener en cuenta que es un compuesto muy volatil durante la cocción, esta volatilización provoca que pueda llegar a manchar piezas adyacentes.

Ficha de seguridad:

Se ha de cumplir todo lo elemental en la seguridad en el taller, evitar el contacto con la piel mediante guantes y mascarilla antipolvo cuando sea necesario. Sin ser inocuo, mediante una manipulación adecuada no es considerado un material peligroso en el entorno del taller. Si quieren consultar una ficha de seguridad aquí tienen.

Deja un comentario