Materia prima

Carbonato de calcio

Su formula química es CaCO3, es un compuesto muy abundante en la naturaleza, forma parte de la mayoria de rocas en todo el mundo, y es el principal componente de las conchas y esqueletos de muchos organismos como moluscos y corales) o de las cáscaras de huevo. Se usa en la cerámica desde la antiguedad, y forma parte de la mayoria de las pastas cerámicas.

Carbonato de calcio en la cerámica:

El carbonato de calcio es la principal fuente de calcio en los esmaltes, es un fundente de alta temperatura, produce esmaltes duros y fuertes. Un exceso del mismo puede producir la aparición de estructuras cristalinas, pequeñas y en gran cantidad, produciendo un efecto mate, así como superficies rugosas semejantes a la piel de una naranja. Los esmaltes con mucho calcio y poca alumnia favorecen la aparición de estructuras cristalinas.

Comportamiento durante la cocción

Durante la cocción el Carbonato de Calcio libera CO2 (dioxido de carbono), que puede ocasionar burbujas en el esmalte si no se deja madurar lo suficiente o si la temperatura de cocción del mismo es baja respecto a la temperatura de liberación del gas, que empieza a partir de 750-850°C, así, si se producen problemas de burbujas en un esmalte, convendrá o bien aumentar la temperatura de cocción, la duración de la propia cocción o sustituir el Carbonato de Calcio por Wollastonita. No actua como un fundente activo por debajo de cono 6 ( 1222°C), pero junto con Hierro bajará mucho el punto de fusión y desarrollará esmaltes interesantes de alta temperatura.

Donde conseguir carbonato de calcio

Es un material barato, pero aún así, se puede obtener de muchas fuentes, naturales como la dolomita o la wallostonita, o mediante la adición de fritas al esmalte.

A la vez, puede obtenerse de desechos orgánicos, ya que es el componente principal de las cascaras de huevos de aves y reptiles, así como de las conchas de los moluscos, como los mejillones. Tanto los huevos como los mejillones resultan relativamente facil de machacar hasta obtener un grano lo suficientemente fino para asegurar su fundido y homogeniedad durante la cocción.

Deja un comentario